Es comúnmente reconocido el año 1912 como el momento del nacimiento del “Take away”. Como no podía ser de otra manera, esta forma de “comida para llevar” nació en Estados Unidos, concretamente en Nueva York. Ya a comienzos del siglo XX, el frenético ritmo de vida de los neoyorkinos provocó que se comenzara a dar comidas a través de unas ventanillas. Los clientes pagaban su menú y lo recogían para llevar.

Aunque esto no es la gran manzana, el año 2020 nos está obligando a muchos locales de restauración a adaptarnos a las nuevas circunstancias. Acorde con la normativa, de momento no podemos servir nuestros productos en el interior de nuestras panaderías, por lo que nos hemos sumado a la ola de la “comida para llevar”. Y aunque no lo creáis, no es algo tan innovador. ¿Acaso no nos vamos comiendo la barra de pan por el camino cuando vamos a comprarla?

Take away de Simón

Bromas a parte, las circunstancias son las que son. Y por eso hemos decidido lanzar nuestro servicio “take away” o “para llevar” en todos nuestros productos. A cualquier hora del día, con la misma calidad y el mismo precio de siempre. Pero ahora podrás tomártelo mientras caminas por la calle, de camino al trabajo o en un descanso de tu jornada. Un hábito que quizás haya venido para quedarse, pero que cada vez estamos más acostumbrados a ver. El “take away” se ha convertido en la única alternativa que está haciendo que muchos hosteleros podamos seguir ofreciendo nuestros servicios. 

Desde cualquiera de nuestras panaderías en Calle Martín Carrillo, 7; Avenida Pablo Gargallo, 7; Calle Miguel Asín y Palacios, 15; Paseo Calanda, 11; y Paseo Teruel, 25 y a cualquier hora dentro de su horario comercial, ya podréis disfrutar de todos nuestros panes, bocadillos, repostería o cafés, siguiendo como siempre el protocolo de higiene y seguridad que instauramos desde el principio de la pandemia.

Así que ya sabéis, sentirse un neoyorquino en nuestras calles puede sonar raro, pero darse un homenaje mientras das un paseico seguro que nos llama más la atención. Os esperamos a todos en nuestras panaderías, como siempre, con la mejor de nuestras sonrisas.

Desde Panadería Simón, queremos mandar un abrazo fuerte de ánimo a todos los profesionales hosteleros que están sufriendo las consecuencias del momento. Mucha fuerza y adelante. ¡Zaragoza nunca se rinde!

Esperamos que te haya gustado el post de hoy. Si es así, no dudes en compartirlo en tus redes sociales etiquetándonos.

Nos vemos en el siguiente post.

Hasta entonces, ¡sed felices y salud para tod@s!