Después de casi 2 meses de confinamiento, por fin podemos disfrutar de la libertad de salir a la calle. Ver más allá de 4 paredes aunque sea por dos horas diarias es un respiro de aire fresco que necesitábamos más que nunca. 

Durante estas intensas semanas, hemos pasado por diferentes etapas: desde la incredulidad, a la rabia, el miedo, la pena y una que nos ha acompañado desde el principio: la valentía.

La valentía de muchos profesionales que durante estos días han estado en primera línea de batalla luchando para atendernos. Ahora que poco a poco parece que todo irá volviendo a la normalidad, desde Panadería Simón queremos agradecer de forma personal a todos y todas las que habéis hecho que la crisis del Covid-19 sea un poco más llevadera.

Muchos habéis pasado cada día por nuestras tiendas con mensajes positivos y de ánimo cuando más falta hacía. Otros nos lo habéis transmitido por redes sociales. Y es que aunque nos hayamos visto a través de mamparas, desde el otro lado del mostrador se podía sentir la cercanía y el cariño que nos habéis dado.

Gracias a todos, y gracias especialmente al personal sanitario por vuestra labor tan importante. Gracias a los servicios de limpieza y desinfección, a los bomberos, policías, voluntarios, a la UME, a los investigadores, al personal de Gastroaplausos por una iniciativa increíble, a los medios de comunicación, al personal de transporte y a todos los ciudadanos que han sido responsables como se pedía. 

Queremos acordarnos de forma muy especial de aquellos que ya no están con nosotros y mandar un mensaje de ánimo a todas las familias. Nuestro corazón está con vosotros. También queremos mandar un abrazo enorme a todas las personas mayores que estando en situación de riesgo nos han vuelto a dar una lección. Les debemos mucho, no nos podemos olvidar nunca de ellos.

De una forma cariñosa y casi personal, queremos decir GRACIAS a todo el personal de Panadería Simón. Ellas han hecho posible que podamos seguir adelante con nuestras tiendas. Son unas auténticas luchadoras. Abriendo cada día con la mejor de sus sonrisas incluso cuando todo era negativo.

Este post no es más que un HOMENAJE a una ciudad golpeada, pero que una vez más vuelve a levantarse y ser más fuerte que nunca. Un Homenaje a los zaragozanos y zaragozanas. ¡GRACIAS a tod@s!

Nos vemos en el próximo post.

Hasta entonces, ¡sed felices y salud para tod@s!