7 Errores comunes que cometemos con el pan

El pan sigue siendo uno de los alimentos más consumidos en nuestro país. En cualquiera de sus versiones, integral, blanco, de molde o con semillas, pero sentarse a la mesa sin un poco de pan para untar es casi un desastre.

A lo largo de los años se van pasando los trucos y consejos de generación en generación, como debe ser. Conservar el pan en la nevera, meterlo en una bolsa de plástico o congelarlo, son hábitos que solemos llevar a cabo de forma natural, pero ¿son todos correctos? En este post desmitificamos algunos errores que cometemos a diario con el pan. Tomad nota:

baked-bakery-baking-1756061

1- El pan en bolsa de plástico aguanta más: además de ser una idea muy poco sostenible, el plástico no hace que el pan aguante más tiempo sino todo lo contrario. Evita que la masa “respire” y se ablanda en cuestión de minutos. Así que por favor, las bolsas, mejor de tela.

2- En verano, el pan a la nevera: cuidado con este falso mito. Aunque los veranos en Zaragoza son MUY calurosos, no por ello tenemos que meter todos los alimentos en la nevera. El pan en la nevera se endurece mucho más rápido y pierde su aroma y sabor original.

3- El pan clarito es más saludable: tendemos a asociar el color oscuro de algunos panes a quemado o que ha permanecido en el horno más de la cuenta. Cuidado, hay que saber distinguir entre un pan quemado y un pan oscuro por sus ingredientes. Dependiendo además de los hornos, los colore tostados son más elevados, pero esto no significa que estén quemados.

4- El pan hay que cortarlo siempre con cuchillo: hay quien lo hace por educación y no tocar el pan con las manos, pero no siempre es la mejor solución. Aunque un cuchillo de sierra corta uniforme y recto, el pellizco de pan, arrancar el cuscurro o partir en dos una barra con la mano es un gustazo, ¿o no?

5- Siempre compro de más y lo congelo: el congelador es una buena solución para no echar a perder el pan que nos sobra en casa, pero siempre es mucho más agradable el pan recién horneado del día. Si aún así no te queda otra que comer pan que hayas congelado, intenta sacarlo del congelador al menos 6 horas antes y si puedes dale un golpe de horno para dejarlo más crujiente.

6- Quitarle la miga al bocadillo para que engorde menos: este forma parte de nuestros mitos favoritos. Por mucha miga que le saques al bocata, las calorías dependerán también de su contenido y el tamaño. No te pierdas el sabor y la esponjosidad de un buen pan quitándole la miga que eso es gloria bendita.

7- El pan de pueblo es el mejor: aunque es verdad que en muchas panaderías de pueblo elaboran un pan increíble, el hecho de ser de pueblo no hace que sea de mayor o menor calidad. Lo que ocurre es que en algunas panaderías de pueblo, se mantienen los métodos de elaboración tradicional del pan. Eso le aporta un aroma y sabor inconfundible.

Pues estos han sido sólo algunos de los errores que solemos cometer cuando nos referimos al pan. Si te ha gustado el post, no olvides compartirlo. Nos vemos en el siguiente post!!

Hasta entonces, sed felices y salud para tod@s!