Por qué se comen dulces en Semana Santa

Como todos los años llega la Semana Santa y los dulces llenan nuestras panaderías. Buñuelos de viento, torrijas de yema, de chocolate y naturales, mona de pascua, rosquillas… Esta época del año a pesar de que representa abstinencia y recogimiento, muchos pecamos y llenamos nuestra casa de estos maravillosos postres. Pero, ¿de dónde viene la tradición de comer dulces en Semana Santa? Como ya sabéis en nuestro blog nos gusta contaros curiosidades acerca del mundo de la panadería y repostería, así que hoy os contamos:

56781114_2314776435457262_6501282851969826816_n

POR QUÉ SE COMEN DULCES EN SEMANA SANTA

Aunque a día de hoy estos suculentos dulces los comemos durante la Semana Santa, su origen viene de la Cuaresma. Desde el miércoles de ceniza hasta el Viernes Santo, se debía ayunar haciendo una ingesta diaria. Esta abstinencia era difícil especialmente para aquellos que tenían una larga jornada de trabajo por delante, por lo que intentaban consumir el mayor aporte calórico en una sola ingesta, sin recurrir a la carne ya que no estaba permitido.

Para ello, en cada casa se preparaban dulces elaborados a base de huevos, leche, frutos secos y pan como la leche frita, los buñuelos, las torrijas y otros dulces como los Pestiños típicos de Andalucía, los Rubiols mallorquines o las roscas de maíz.

Aunque a día de hoy ya no se practica el ayuno con una sóla ingesta, hemos mantenido la tradición de comer estos dulces durante las fechas de Semana Santa. ¿Cuáles son tus favoritos?

Torrijas: este delicioso manjar ha ido evolucionando con los años hasta convertirse en un dulce con muchas variedades. Desde la clásica torrija natural a partir de pan, leche, aceite de oliva y canela, a la torrija de yema de huevo o la torrija bañada en chocolate. Un pecado irresistible.

Buñuelos de viento: estas masas de harina de trigo fritas en aceite de oliva, pueden quitarte el sentido. Pequeñas, finas y elaborados con la receta tradicional, los buñuelicos de viento son un clásico de la Semana Santa en nuestras panaderías. Sólo podemos decirte una cosa, no conocemos a nadie que sea capaz de comer sólo uno…

Y hasta aquí nuestro post de hoy. Esperamos que paséis unos días fantásticos de Semana Santa y para los que no podáis resistiros al pecado, abriremos Jueves Santo y Viernes Santo con horario festivo, apuntad:

Simón Madalena: de 8:00 a 22:00 h

Simón Gargallo: de 8:00 a 22:00 h

Simón Romareda: de 8:30 a 14:30 h

Simón Paseo Calanda: de 8:00 a 15:00 h

Hasta entonces, sed felices y salud para tod@s!