5 Falsos mitos sobre el pan

 

Más de uno nos habéis escrito por privado en “El consultorio” algunas dudas acerca del pan. El pan es uno de los alimentos más antiguos de la historia de la humanidad y además una de las bases de nuestra dieta mediterránea, considerada como una de las dietas más saludables a nivel internacional. Sin embargo, muchos siguen empeñándose en construir falsos mitos acerca de este producto que tantos golpes ha recibido a lo largo del tiempo. El pan blanco engorda más que el integral, cuanto más tiempo dura mejor elaborado está, o retirar la miga porque contiene más calorías, son entre otros, los mitos que venimos a desmontar en este post para responder a algunas de vuestras dudas generales.

 

IMG_9689

 

1. La miga engorda más que la corteza

 

Esta duda o mito despierta mucho interés porque muchos nos lo habéis preguntado. Lo cierto es que no. La miga y la corteza o costra contienen los mismos nutrientes ya que están elaborados con el mismo proceso. Lo que ocurre es que al hornearse la corteza se deshidrata más rápido que el interior o miga, por eso da una sensación más ligera. Esto no quita que haya quien quite la miga para tomar menos pan, y por lo tanto comer menos calorías, pero eso es otra historia…

 

2. Los diabéticos no pueden comer pan

 

Las personas con diabetes no tienen que dejar de incluir el pan en su dieta, ni mucho menos. Deben de calcular sus cantidades y cambiar en la medida de los posible el pan blanco por el integral, ya que éste retrasa la absorción de la glucosa en la sangre. De todos modos, nadie mejor que un médico o especialista en nutrición para aportar debidamente esta información.

 

3. Cuanto más tiempo dura, de mejor calidad es

 

 Este mito tiene mucha miga… Lo cierto es que como todos los alimentos, para prolongar su fecha de caducidad suelen contener aditivos. Un pan artesano y elaborado con ingredientes naturales, no debería durar más de una semana, dependiendo del lugar y las condiciones donde se conserve. Para evitar que el pan sobrante se vaya a la basura, nosotros recomendamos siempre hacer pan tostado, picatostes o congelarlo para una emergencia.

 

4. El pan integral tiene menos calorías que el blanco

 

Sentimos deciros que no es cierto. En el primer post del consultorio, hablamos con más detenimiento de la diferencia entre el pan integral y el pan blanco (pincha aquí), pero es una duda muy común. Lo que ocurre es que el pan integral está elaborado a partir de harina sin refinar y por lo tanto conservando en su mayoría el grano entero. Esto provoca mayor sensación de saciedad y ayuda a una digestión más lenta.

 

5. La masa madre es la salvación

 

Esta mitificación de la masa madre sólo por ser “masa madre” es digna de estudio. La masa madre es un elemento vivo compuesto por el cultivo de bacterias que se alimentan de la harina de trigo, centeno y otros cereales. El proceso de fabricación puede durar entorno a unas semanas y durar incluso años si se renueva adecuadamente. Pero claro, la calidad de esta masa madre dependerá como es lógico de los ingredientes que la componen. Si estos son de calidad y naturales, se obtendrá una masa madre natural y saludable. Si por el contrario los ingredientes de la masa madre son de origen industrial, se obtendrá una masa madre artificial, con menos nutrientes y menor consistencia. Así que ya sabéis, cuando leáis masa madre, informaos de los ingredientes.

Y esto ha sido todo en nuestro post de los falsos mitos sobre el pan, que esperamos que os puedan dar una visión más real de este alimento. Nos vemos en el próximo post de “Haciendo buenas migas”

 

Hasta entonces, sed felices y salud para tod@s!