PANES CON SEMILLAS

 

El verano ya está aquí. Los días son cada vez más largos, los pajaritos cantan, las nubes (a veces) se levantan y sobre todo, ponemos fin al aburrimiento de nuestra dieta de invierno. Los árboles y las plantas dan su fruto y empezamos a ver alegría, colorido y variedad en nuestros platos. Un ejemplo que todos conocemos son las frutas y verduras. Hola al Gazpacho en todas sus variedades, a las cremas frías y a las ensaladas refrescantes. Pero, ¿has oído hablar alguna vez de las semillas? Pues sí, las semillas dan su fruto en primavera y aunque no lo sepas, existen muchos motivos para incluirlas en la nuestra dieta diaria.

 

para post

 

Aquí, de momento, te damos 3 razones para convencerte. Toma nota:

 

1. Es producto de temporada

 

Las semillas, como el resto de alimentos, si son de temporada mejor que mejor. En primer lugar porque sigue su curso natural y así evitamos alterar el ecosistema y por lo tanto reducir nuestra huella de carbono. Y en segundo lugar, porque la calidad no es la misma y saben muchísimo mejor. Así que ya sabes, aporta tu pequeña semilla en el planeta y ¡consume productos de temporada!

 

2. Son saludables

 

Seguro que ya has oído hablar de las propiedades que tienen las semillas y lo beneficiosas que son para tu salud. Pues así es, y curiosamente es de los alimentos que menos incluimos en nuestra dieta. Contienen un alto contenido en fibra alimenticia que ayuda a mejorar el tracto intestinal y alivia el estreñimiento. Además, las grasas de las semillas suelen ser grasas saludables como el Omega 3, beneficiosas para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Y por último, debemos añadir que contienen Vitamina E y B6, ideales para mantener un aspecto sano, nutrido y con bello. Por lo que si este verano queréis estar sanos y lucir palmito, ¡echad mano de las semillas, amigos!

 

3. Pueden resultar más sabrosas de lo que piensas

 

Sabemos que muchos estaréis pensando… Uff, semillas, qué aburrimiento ¡si no saben a nada! Es cierto que no es lo más sabroso que puedas echarte a la boca, pero hay muchas formas de comerlas que seguro que te resultan más apetecibles. Prueba a añadirlas como complemento en tus ensaladas, cremas frescas y gazpachos o algo aún más sencillo… añádelas a tu dieta gracias al pan. Los panes con semillas están de moda. Y seguro que con lo que te hemos contado no te extrañará lo más mínimo. En Panadería Simón, tenemos una gran variedad de panes con semillas como los que te dejamos en este enlace, que deberías animarte a probar.

 

Si después de esto no te lanzas a probarlas, no te preocupes, hay vida más allá de las semillas. Pero eso te lo contaremos en el próximo post dentro de dos semanas.

 

Hasta entonces, sed felices y salud para tod@s!